Días 131, 132, 133 y 134: Rumbo al este canadiense – Quebec, Península de Gaspésie.

Pasando por Montreal
El martes 7 de junio salimos de lo de Olga y llegamos unos 50 km antes de Quebec por una ruta que bordea en una gran parte el lago Ontario.
Al día siguiente por la mañana recorrimos esa fascinante urbe de 750.000 habitantes, capital de la provincia homónima y única de habla francesa en el Canadá. Visitamos parte de la ciudad vieja, denominación que se da a la que se construye sobre el este y a orillas de los acantilados sobre el río San Lorenzo. También fuimos a la ciudad alta, ubicada sobre los acantilados, donde sobresalen sus famosos restaurantes, cafés, la sede del Parlamento y el impresionante Castillo Frontenac, actualmente sede de un hotel, otrora construido por el primer gerente y dueño de la Canadian Pacific. La ciudad conserva importantísimas construcciones del estilo renacentista europeo, que nos dan la sensación de estar en el viejo continente. Las vistas desde la ciudad alta, y especialmente desde el mirador frente al Chateau Frontenac son espectaculares, al igual que el paseo entablado y posteriormente los jardines que salen hacia un costado. En este ENLACE pueden ver las fotos de QUEBEC.
Quebec: una de las casonas estilo europeo con un moderno hotel atrás
Por la tarde continuamos el viaje hacia el este, cruzamos el río en el ferry y nos comenzamos a internar en la península de Gaspésie, la que rodeamos por una ruta costera –la N° 132- en casi todo se perímetro de casi 800 Km. Es una zona que nos gustó mucho, sobre todo la costa que da al sur. El camino se sucede entre interminables bosques de coníferas, elevaciones montañosas de bajo porte, el Golfo de San Lorenzo en el norte y la Bahía Chaleur en el sur. Casi todo el trayecto es un regalo para la vista. Está salpicado de pequeñas poblaciones y construcciones rurales o de descanso, hechas en madera o piedra o la combinación de ambas, pintadas de agradables colores. Parte del recorrido tuvimos que soportar una lluvia que por momentos nos dificultaba la vista, pero el viernes el camino se puso espectacular y a pleno sol.
Chateau Frontenac
Esta parte de Canadá, alejada de las rutas turísticas tradicionales, es altamente recomendable para hacer en un período de tres o cuatro días, parando en más lugares. Nosotros, víctimas de nuestro vuelo de avión ya contratado, lo tuvimos que reducir a 36 horas, las que también incluyeron la visita a los bellísimos jardines de Métis.
Parte de la ciudad vieja y el Río San Lorenzo atrás
Les debemos la carpeta de fotos de la península de Gaspésie. El tiempo ya no nos alcanza para completar el Blog, pero prometemos que en unos días la armamos.
Hasta nuestra próxima entrada, esta vez ya desde USA.

4 comentarios en “Días 131, 132, 133 y 134: Rumbo al este canadiense – Quebec, Península de Gaspésie.”

  1. Me comento oule che carlos que vas a tener que volver porque se les viene la noche a los k. Estoy buscando dos señoras una se llama hebe y la otra se apellida de carloto jajaja una bromita

  2. Hola Laucha! Quien te avisó del blog, el gordo Torchi….? ja, ja. Gracias por el comentario. En dos semanas nos vemos. Un abrazo!
    Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *