Días 135 y 136: De vuelta en USA – Nueva York – Washington

La "Roca de Percé" en la punta de la península de Gaspésie
El viernes 10 de junio, cuando terminamos nuestro recorrido por la Península de Gaspésie (EN ESTE ENLACE ESTAN LAS FOTOS QUE LES DEBÍAMOS), ingresamos nuevamente a USA por la ciudad de Houlton, en el estado de Maine, utilizando la carretera interestatal N° 95. El trámite fue sencillo, ya que en no más de 10 minutos estábamos circulando nuevamente por rutas estadounidenses. Creemos que esa demora fue más por curiosidad de los agentes de migraciones, que nunca habían visto un vehículo argentino, que por cuestiones propias del trámite.
El excelente estado de los caminos y la necesidad de controlar bien nuestro tiempo hasta el 24 de junio, fecha en la cual tomamos nuestro vuelo, hicieron que avanzáramos hasta 200 Km antes de N. York. Ello nos posibilitó estar ingresando a esa ciudad el sábado por la mañana.
Hacer un comentario de Nueva York excede ampliamente nuestras posibilidades, dado el escaso tiempo en el que estuvimos allí y la poca información que pudimos recoger de la ciudad. Solo les podemos apuntar unas pocas impresiones que comentamos entre nosotros: hay muchísimos hispano hablantes; es impresionante en su tamaño y el de las construcciones, pero no nos sentimos agobiados por ello y caminamos por sus calles como si lo hiciéramos por las de Buenos Aires un día similar; es increíble la diversidad de nacionalidades y razas que uno ve en los lugares públicos; el orden y limpieza de las demás ciudades estadounidenses no se replica aquí por completo; las calles algo rotas por obras en ejecución; en el barrio chino y en el resto de la ciudad, la actividad era muy intensa a pesar de la lluvia. En resumen: visitamos una de las más famosas e importantes ciudades del mundo, la cual nos resultó amigable de sobremanera y nos hubiera gustado tener 3 o 4 días más para conocerla. En este enlace ustedes pueden VER LAS FOTOS DE ESE LUGAR.
El domingo llegamos a Washington por la mañana. Estaba haciendo bastante calor. A pesar de ser un día no laborable y estar a principios del verano donde la actividad legislativa decrece, era muy intenso el movimiento por sus calles, llenas de turistas visitando los edificios públicos y museos que ocupan el centro de la ciudad. Las amplísimas avenidas, los jardines y plazas, la magnificencia de sus construcciones nos dejaron boquiabiertos durante varias horas. Ustedes podrán apreciar mucho mejor en ESTAS FOTOS QUE SACO ZULMA lo que les tratamos de transmitir. Tiene esta ciudad la fama de alojar a algunos de los mejores museos del mundo. Todos tienen entrada gratuita en época estival. Es otro lugar como para visitar y dedicarle quizás una semana. Ello en función de los temas que a cada uno le interesen.
La zona residencial es muy interesante y pintoresca también. Se une armónicamente con el centro, ya que éste no tiene esos edificios excesivamente altos, lo cual le quita esa sensación de opresión que en ocasiones producen las ciudades que crecen demasiado “hacia arriba”.
Fue bastante extraño e interesante estar frente a la Casa Blanca, al Capitolio, al Banco de América, la sede de los Estados Americanos y a infinidad de lugares públicos que desde siempre hemos visto como lejanos e inaccesibles, solo parte de películas o noticieros de TV. También fue divertido para mí (Carlos) ver exactamente el lugar donde vive el presidente de los Estados Unidos: tiene pegadito a él al Secretario del Tesoro y frente de su casa (blanca), al Banco de América. ¿Quién tiene el poder? Ja, ja.
Junto a Sue (que nos obsequió esa exquisita sandía), Linda y su hija Victoria ¡Gracias por sen tan amables y hospitalarias!
Anécdota: cuando salimos de Washington, después de haber manejado varios Km, paramos en un pequeño pueblo llamado Dinwiddie del estado de Virginia. Cansados, estacionamos frente a una casa y yo (Carlos), me tiré en el césped. Al rato vino Sue, una amable señora que me preguntó si algo me pasaba. Le dije que no, que solo estaba descansando de nuestro largo viaje. Se interesó de sobremanera y al rato regresó con agua potable y ¡una sandía!. No lo podíamos creer. Fue muy amable y se lo agradecemos mucho a ella, a su amiga Linda y a su hija Victoria, a quienes les mandamos nuestros saludos ya que son nuevas seguidoras de nuestro blog.
Muy simpática la historia, aunque me pregunto: ¿Tanta lástima estaré dando a esta altura del viaje?, Ja, ja.
Bueno, tenemos que seguir camino ya que solo nos faltan diez días para subir al avión (y aunque ustedes no lo crean, estamos felices de ello).

3 comentarios en “Días 135 y 136: De vuelta en USA – Nueva York – Washington”

  1. Sigue sin desperdicio este viaje .Estamos conociendo muchos lugares hermosos gracias a las fotos de Zulma .Es maravilloso poder hacer este viaje que estan realizando ,cariños

  2. Hola navegantes
    Veo q disfrutan la vida, pero se les acaba haha. Entiendo q esten como listos para regresar es normal si el viaje hubiese sido de un año igual las nostalgias le llegarian 15 dias hantes, yo regrese de Lake Tahoe estuve descansando una semana en la nieve y me salio un trabajo asi que regresare en 15 dias para remodelar dos baños y una cocina,por ahora sigo cancelando viajar a la Argentina,les mando un abrazo.
    Traca

  3. Fue muy agradable encontrarme con vosotros. Mi hija Victoria y me gustó mucho la práctica de nuestro español con usted. Escucharte hablar acerca de su viaje realmente me hizo más emocionado que un día visitar mi otro en el derecho en Honduras, ser seguro y espero que haya disfrutado de visitar mi país y el suyo, los Estados Unidos. bendecidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *